Un día de esos

Hoy es un día de esos, un día en el que todo duele. Las lágrimas se escapan sin control y por más que quiero, no puedo evitar sentirme así.

Hoy es un día de esos, un día en el que los recuerdos acuden a mí de una forma casi caprichosa y me dicen a gritos, ¡cuánto te echo de menos!

Hoy es un día de esos, un día en el que a pesar de que luce el sol, es un día gris. Han pasado más de dos años y pienso, ¿cuándo acabará el duelo?

tristeza-box

Entonces escucho a mi corazón que me dicta la respuesta. Nunca, nunca acabará porque no hay, ni habrá un solo día, en el que no te eche de menos.

Hoy es un día de esos, un día en el que me fallan las fuerzas y me vengo abajo, pero tranquila, mañana me pondré tu capa mágica y afrontaré la vida de la misma forma que tú me enseñaste, para disfrutarla cada segundo.

Hoy es un día de esos, un día en el que un abrazo tuyo, curaría todo mi dolor y un consejo tuyo, pondría en orden esta cabeza mía.

Sé que mañana será un día mejor pero hoy, hoy es un día de esos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s